Conmemoración del armisticio del 11 de noviembre de 1918

La Embajada de Francia tiene el agrado de invitarlos a la ceremonia que tendrá lugar el 11 de noviembre a las 11h30 en el cementerio Central de Montevideo, delante del monumento a los Franceses (comienzo de la ceremonia a las 11h45).

La ceremonia tendrá lugar en presencia de los Embajadores de los países que participaron en el conflicto.

En memoria de las personas desaparecidas durante el primer conflicto mundial, se realizará un homenaje y se distribuirán Bleuets de France. Por su parte, un grupo de alumnos del Liceo Francés "Jules Supervielle" entonará La Marseillaise y el himno uruguayo.

Historia del Bleuet de France

JPEG

Charlotte Malleterre (hija del comandante del Hotel nacional de los Inválidos) y Suzanne Leenhardt, ambas enfermeras en dicha institución, deseando ayudar a los mutilados en la Primera Guerra, crean un taller para pensionados de los Inválidos; allí, ellos confeccionan las flores del Bleuet en tela con el objetivo de volver a tomarle el gusto a la vida y contribuir, en parte, a sus necesidades a través de la venta de estas flores.

Esta flor salvaje se eligió para encarnar el símbolo nacional del Recuerdo, pero ¿por qué? Existen varias hipótesis:

- Sería un homenaje de las trincheras, un recuerdo a los jóvenes soldados llegados en sus uniformes azules y bautizados "bleuets" por sus mayores Poilus.

- Una flor de los campos en el caos de los hombres, ya que el bleuet, a pesar del horror de las trincheras, siguió creciendo en los campos de batalla.

- Un homenaje al azul, color de la Nación, primer color de la bandera tricolor.

Pronto, esta iniciativa crece y alcanza una dimensión nacional: la Nación quiere testimoniar su reconocimiento y ayudar a estos hombres que sacrificaron su juventud para defender a Francia.

Es por tal motivo que, el 11 de noviembre de 1934 se decide vender, por primera vez, las flores del bleuet fabricadas por los ex combatientes en las calles de la capital: se vendieron 128.000 bleuets!

Es un verdadero éxito seguido de un real reconocimiento ya que, desde 1935, el Estado decide la venta oficial del Bleuet cada 11 de noviembre en toda Francia. Nace una obra de caridad, un taller artesanal de confección de flores único en su género que transcurrió a lo largo del siglo XX con un objetivo constante: sostener a los ex combatientes y a las víctimas de la guerra. Heredero de una tradición de apoyo a las víctimas de los conflictos del siglo XX, el Bleuet es en la actualidad una manera de preparar un futuro solidario para todos.

publicado el 01/08/2016

arriba