La Orden Nacional del Mérito para Teresa Aishemberg

Discurso del Embajador de Francia, Sr. Sylvain Itté, al hacer entrega de las insignias de la Orden Nacional del Mérito a la Sra. Teresa Aishemberg.

Estamos reunidos esta noche para condecorar con las insignias de Chevalier de l’Ordre National du Mérite de la République Française, a una excepcional mujer y profesional. Esta condecoración, creada en el año 1963, cuenta con 306 000 nominados y honra a las personas que han brindado servicios ilustres a la nación francesa.

En este sentido, tengo el honor de entregar hoy la medalla a Teresa Aishemberg, excelente profesional, mujer exitosa, madre colmada, esposa feliz y estanciera destacada cuya larga trayectoria ha sido marcada por una relación profunda y fuerte con Francia.

*****************

Teresa Aishemberg es conocida particularmente por su trabajo como secretaria ejecutiva de la Unión de Exportadores del Uruguay, cargo que ocupa desde el año 1993 en una de las cámaras empresariales más influyentes del país. Pero es desconocer a Teresa pensar que se conforma sólo con su trabajo.

Después de haber completado una educación primaria y secundaria marcada por el idioma francés, en el colegio y liceo Sacré Coeur de Montevideo, Teresa se recibe de la Licenciatura en Comercio Exterior de la Alianza Francesa. Completó además el programa de Gerenciamiento de Organizaciones Empresariales de la INCAE Business School en Costa Rica y realizó capacitaciones diversas en emprendedurismo y comercio exterior. Perfectamente francófona, francófila desde su infancia, Teresa hizo de la influencia francesa una fortaleza.

He dicho que Teresa es una excelente profesional: En 1973, a los 18 años, integró la Unión de Exportadores del Uruguay como asistente de Secretaría ejecutiva, antes de ascender, en 1989, al cargo de Directora del Programa de Promoción de las Exportaciones. Su dinamismo y su eficiencia ya habían sido percibidos, y por tal razón fue nombrada en 1993 Secretaria Ejecutiva de la Unión de Exportadores, cargo que sigue ocupando en la actualidad con un reconocido éxito.

Su papel fundamental en la representación de las empresas exportadoras del Uruguay la ha llevado a tejer vínculos estrechos con las autoridades e instituciones financieras tales como el BID o la ONUDI. Sus palabras se escuchan con mucha atención y se respetan. Gracias a su labor, el sector exportador de Uruguay ha ido adquiriendo cada vez más peso, sobre todo en el extranjero, debido a sus numerosos viajes que permitieron dar a conocer el potencial del país.

Teresa Aishemberg siempre ha sido una mujer emprendedora, proactiva y líder. Además de haberse desempeñado como consultora para organizaciones nacionales e internacionales tales como la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND) o la ALADI, ha sido invitada en numerosas ocasiones para disertar sobre temas tan diversos como cuestiones aduaneras, de comercio exterior, emprendedurismo, integración regional o el papel de las mujeres empresarias.

Tan activa y apasionada en el trabajo como fuera de él, Teresa se ha involucrado con varias causas siendo socia fundadora del Garden del Prado y de la Federación Uruguaya de Hockey sobre Césped. También sigue obrando a favor de una mayor representatividad de las mujeres en los negocios, habiendo participado activamente en los últimos 2 años, entre otras iniciativas, en un proyecto piloto del Banco Mundial y la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD sobre la transversalidad de género en políticas comerciales.

Por sus compromisos, Teresa fue nombrada “Mujer del Año” por el World Trade Center (WTC) en 2011, elogiada por el diario El Observador como una de las 50 mujeres más influyentes en 2013, y reconocida por el Centro de Estudios y Formación Josefa Oribe también en 2013.

*****************

El Curriculum de Teresa es impresionante y no me alcanzan las palabras ni el tiempo para presentárselos en su totalidad. Me gustaría sin embargo resaltar ahora lo que hace de Teresa una mujer completa y realizada.

Con 7 hermanos, 4 hijos, 6 nietos, 21 sobrinos y 29 sobrinos nietos, entendemos que la familia la tiene ocupada. La familia justamente, es un aspecto que Teresa nunca descuidó, al igual que su apego por el campo, ya que le proporcionan un equilibrio deseable. Presidenta de la Sociedad de Criadores de Brangu entre el 2003 y el 2008, Teresa nos recibe hoy en su emprendimiento familiar de la estancia Martin Pescador, con el cual pudo cumplir con su sueño de vivir en el campo ofreciendo al visitante una experiencia única y la compañía de su cálida persona. Ya lo habrán entendido: recomiendo personalmente visitarla en Aiguá. Además, acompaña regularmente a su marido en la búsqueda de sus raíces francesas en la región del Bearn, habiendo sido una protagonista importante en la obtención de la nacionalidad francesa del mismo.

*****************

Su cariño por nuestro país la llevó a responder positivamente y de manera desinteresada en innumerables ocasiones a las solicitudes de la Embajada de Francia en Uruguay, ya fuese para contribuir con su aporte al consejo económico, para resolver temas puntuales con mucha eficiencia o para participar en los eventos organizados por nuestra institución.

Hoy se organiza un acto que la tiene a ella como protagonista principal. Como Embajador de Francia, tengo el grato honor de poder agradecer todas las acciones que Teresa ha emprendido con excepcional generosidad y eficiencia para fortalecer las relaciones entre nuestros países, entregándole las insignias de Chevalier de l’Ordre Nacional du Mérite.

Madame Teresa Aishemberg Giovannini, Pour votre ardeur mise au service du développement des relations avec la France, j’ai l’honneur de vous remettre, au nom du Président de la République française, les insignes de Chevalier de l’Ordre National du Mérite.

publicado el 29/07/2016

arriba