Movilización de Francia en la crisis iraquí

1.1/- En el ámbito de la seguridad, el retroceso de los peshmergas frente a las ofensivas del Estado Islámico (EI) a partir del 3 de agosto, es una muestra de la amenaza inmediata que pesa en la actualidad sobre el norte de Irak.
La insurrección dirigida por el EI, que ya controla las provincias sunitas del oeste y del centro del país después de la ofensiva del 10 de junio, se apropió de las localidades de Sinjar, de Tall Kayf, de Qaraqosh y de al-Qoueyr, amenazando a Erbil, la capital del gobierno regional del Kurdistán (GRK). El EI consolida así su estrategia de conquista territorial que fragiliza a toda la zona y amenaza la paz y la seguridad internacionales.

En la primera línea de los combates, las tropas kurdas, mal equipadas, enfrentan una necesidad urgente de armamentos, municiones y apoyos aéreos. La decisión americana de realizar ataques aéreos selectivos desde el 8 de agosto permite la desorganización puntual del EI. Para poder mantener el frente de 1.000 kilómetros, el GRK solicita de manera urgente una ayuda militar a diferentes interlocutores y desea el reforzamiento de una coordinación militar con Bagdad.

1.2/-La situación humanitaria se agrava dramáticamente. La progresión del Estado Islámico, que se libra a las peores atrocidades con la población y en particular con las minorías religiosas, determinó importantes desplazamientos forzados de la población, convergiendo en especial hacia Erbil. Según las Naciones Unidas, cerca de 200.000 personas huyeron de Sinjar y varias decenas de miles de ellas, en su mayoría yazidies, sitiados en las montañas por el EI, podrían perecer por la falta de agua y alimentos. Los Estados Unidos organizaron desde el último viernes seis operaciones de lanzamiento en paracaídas de víveres en las montañas de Sinjar. El Reino Unido también realiza lanzamientos humanitarios. Desde enero de 2014 el número de personas obligadas a huir de sus hogares en Irak se estima en 1,2 millones. Muchos de ellos se encuentran en zonas de difícil acceso.

1.3/- La crisis política no está resuelta. El lunes 11 de agosto, el presidente de la República iraquí designó, para formar un nuevo gobierno, a Haidar al Abadi. Nuri al-Maliki, pretendiendo su propia sucesión, se opuso violentamente a esta decisión, acusando al presidente de la República de violar la Constitución y acusando a los Estados Unidos de injerencia. En Bagdad, la situación actual es extremadamente tensa con el despliegue de las fuerzas de seguridad. Hasta tanto el próximo gobierno no obtenga la confianza, el Primer ministro saliente, Nuri al-Maliki continuará expidiendo los asuntos corrientes. Sin embargo, la formación de un gobierno debería dar lugar a intensas negociaciones ya que los sunitas y los kurdos no dejarán de exigir sólidas garantías en cuanto a su asociación en el poder. Solamente la formación de un gobierno de unidad permitirá que los diferentes grupos sunitas la no sean solidarios con el EI.

2/- Frente a la gravedad de la crisis y al riesgo de desestabilización de la región, Francia decidió activar todos sus mecanismos de acción y movilizar a sus socios
La complejidad de la crisis en Irak reclama a toda la comunidad internacional una triple respuesta de urgencia : humanitaria, de seguridad, política. La gestión activa y global que lleva a cabo actualmente Francia se basa en estos tres pilares indisociables. Sus principales áreas de acción son las siguientes :

2.1/- Intensificar nuestra ayuda bilateral directa

- El viaje del Ministro francés de Asuntos Extranjeros, Sr. Laurent Fabius, el domingo 10 de agosto a Bagdad y a Erbil marcó el compromiso político y la movilización concreta de Francia. El Ministro se reunió en Bagdad con el Presidente iraquí Fuad Masum así como con el vice-Primer ministro y ministro de asuntos extranjeros interino Husein Al-Shahrestani, y más tarde se entrevistó en Erbil con el presidente del Gobierno regional del Kurdistán (GRK), Masud Barzani , así como con el arzobispo de Erbil y el príncipe heredero de los Yazidies.

La presencia del Ministro francés en Irak tuvo un triple objetivo : político, fue el sentido de su visita a Bagdad y de la entrevista con el Presidente Fuad Masum, con el objetivo de apoyar el proceso político que apunta a la formación de un gobierno inclusivo ; humanitario, el Ministro supervisó la primera entrega francesa de ayuda humanitaria de urgencia ; de seguridad, el Ministro recogió las necesidades de armamento de los peshmergas ante el Presidente Barzani, que llamó al apoyo urgente de Francia para combatir al EI.

- La entrega urgente de ayuda humanitaria : Francia entregó unas cuarenta toneladas de ayuda humanitaria de urgencia en 72 horas (medicamentos, bombas de agua, sistemas de potabilización, depósitos, tiendas de campaña, coberturas, kits de cocina). Francia realizará otras operaciones en los próximos días para ayudar a las poblaciones en grave peligro, inclusive a través lanzamientos en paracaídas.
- La entrega de armas, para responder a las necesidades urgentes expresadas por las autoridades regionales del Kurdistán, comenzó el 13 de agosto, con el acuerdo de las autoridades centrales de Bagdad y de acuerdo a las disposiciones previstas por la resolución 1546 del Consejo de Seguridad. Francia también contribuyó con su apoyo político a los ataques aéreos llevados a cabo por los Estados Unidos, con el fin de asegurar la defensa de Erbil y la protección de las poblaciones en peligro.

- La recepción en el territorio francés de las personas pertenecientes a minorías perseguidas en Irak. Si la prioridad es que todas las minorías puedan estar a salvo en Irak, Francia tiene la intención de responder a la situación dramática de las minorías amenazadas por el Estado islámico que ya cometió masacres y multiplica las exacciones. Un dispositivo de recepción específico fue anunciado conjuntamente el 1° de agosto por el gobierno francés.

- El apoyo a la rápida formación de un gobierno inclusivo, condición esencial para solucionar de manera duradera la crisis iraquí. El Presidente de la República francesa expresó, en este sentido, con motivo de la designación el 11 de agosto del nuevo Primer ministro Haider al-Adabi, que éste último “pueda rápidamente formar un gobierno de unidad nacional”.

2.2/ Movilizar a la Unión europea y a sus Estados miembros
Francia, a través de dos correos sucesivos del Ministro Laurent Fabius a la Alta Representante, llamó a la movilización de la Unión europea, con el fin de que los Estados miembros actúen de manera coordinada, coherente y complementaria. Durante la reunión del Comité político y de seguridad (COPS) del 12 de agosto, los Estados miembros se pronunciaron a favor de una acción de coordinación reforzada por parte de la UE en el sector de la ayuda humanitaria aportada a los refugiados del norte de Irak.

La puesta en práctica de un « puente de solidaridad europeo », según los términos del Ministro, supone la movilización de medios aéreos civiles para optimizar la capacidad europea para hacer llegar, lo antes posible, la ayuda europea ; si los medios civiles resultasen insuficientes o si la situación en el lugar de los hechos no permitiese que siguiesen siendo empleados, el Estado mayor de la UE podría ser instruido para activar una célula que tuviese el rol de coordinación entre las ofertas militares nacionales.

Francia también llamó a la movilización de los europeos sobre el tema de la entrega de armas a las fuerzas que combaten el Estado islámico.
La magnitud de los problemas y la gravedad de la situación condujeron a los Ministros francés e italiano a solicitar la convocatoria urgente de un Consejo de Asuntos Exteriores extraordinario que tendrá lugar mañana viernes 15 de agosto.

2.3./ Movilizar a la comunidad internacional en el marco de las Naciones Unidas
La gravedad de la situación y de sus implicancias en la estabilidad de la región llama a una respuesta urgente y colectiva. Francia desea movilizar a la comunidad internacional contra el terrorismo en Irak y para que se contribuya con ayuda y protección a las poblaciones en peligro.

Una reunión de urgencia del Consejo de seguridad tuvo lugar el 7 de agosto por iniciativa de Francia para discutir sobre la situación dramática en Irak, en particular en el norte del país. Al final de esta reunión, los miembros del consejo de seguridad llamaron a la comunidad internacional a apoyar a Irak y a aliviar el sufrimiento de la población.

Probablemente, en el Consejo de Derechos Humanos se organizará una sesión especial en setiembre próximo, en Ginebra.

Dernière modification : 14/08/2014

Haut de page