Réception offerte à l’occasion du II smposium sur le changement climatique et la prise de décisions

Dans le cadre du II symposium sur le Changement Climatique et la prise de décisions, organisé par le Centre Régional sur le Changement Climatique et la prise de décisions, une incitative de ’lUnesco et de la Fondation Avina, l’Ambassadeur Sylvain Itté a organisé une réception à laquelle ont assisté les autorités uruguayennes ainsi que les participants au symposium

DISCOURS DE L’AMBASSADEUR

Discurso pronunciado por el Embajador de Francia, Sylvain Itté, Con motivo del “II Simposio Regional sobre Cambio Climático y Toma de Decisiones” organizado por el Centro Regional de Cambio Climático y Tomas de decisiones, una iniciativa de la UNESCO y la Fundación Avina

Señora Ministra, señores ministros,
Colegas embajadores,
Amigas y amigos :
Me siento muy feliz de recibirlos esta noche y participar junto a ustedes en este importante evento organizado por la UNESCO y por la fundación AVINA, que constituye una etapa importante en Uruguay y en el Cono sur en este largo recorrido de cara a la Conferencia de París.
Después de la COP20 de Lima en diciembre de 2014, Francia comenzó a organizar la conferencia camino a la presidencia de la COP21. Bajo la alta supervisión y el total involucramiento del Presidente de la República, François Hollande, todo el Gobierno francés se encuentra movilizado para lograr el éxito de este evento planetario. La presidencia de la COP21 fue asignada a Laurent Fabius, ministro de Asuntos extranjeros y de Desarrollo internacional, quien asumirá la responsabilidad global de la negociación multilateral.

JPEG

Esta movilización al más alto nivel del Estado es necesaria puesto que la situación es grave y ya es hora de actuar. Es primordial que asumamos el desafío de luchar contra la desregulación climática.
El último informe de los expertos es alarmante : el calentamiento climático podría llevar a un aumento de la temperatura terrestre de 4 a 5 grados en 2100 y el nivel del mar podría elevarse en más de 80 cm. Esto tendría consecuencias desastrosas para un país como el Uruguay en el que el 70% de su población está concentrada a lo largo de sus costas.
Entre el 30 de noviembre y el 11 de diciembre de 2015 el mundo tendrá puestos sus ojos en Francia. En las afueras de Paris tendrá lugar una de las más grandes conferencias sobre el clima que se hayan organizado. El tiempo apremia y los desafíos son enormes ya que se trata de legar a las generaciones futuras, a nuestros hijos y nietos, un planeta viable. No podemos fracasar, como lo hicimos en la Conferencia de Copenhague en 2009.
El objetivo esencial de la COP21 es lograr un nuevo acuerdo internacional sobre el clima, aplicable a todos los países, que entrará en vigencia en 2020, y cuyo objetivo es mantener el calentamiento climático por debajo de los 2 grados en el horizonte 2100.
Para lograr este objetivo, el acuerdo sobre el clima deberá incluir reglas comunes que garanticen la transparencia y que permitan comparar los compromisos nacionales. Estos compromisos formarán parte de las Contribuciones Nacionales. El acuerdo también deberá determinar las ayudas a los países que más lo necesiten.
Todos los países deberán estar sometidos a las mismas reglas con el fin de verificar los esfuerzos realizados. El acuerdo sobre estas reglas será uno de los elementos importantes de la COP21.

JPEG

En lo relativo a las transferencias financieras, Francia anunció en 2014 que contribuirá con 1.000 millones de dólares al Fondo Verde para el Clima de la ONU, cuya primera capitalización permitió alcanzar la suma de 9.300 millones de dólares. 32 países ya se comprometieron a alimentarlo durante los próximos cuatro años.
Para poder hacer frente a este desafío histórico, es imprescindible una verdadera movilización de todos los participantes, no solamente de los gobiernos, sino también del mundo económico, de las industrias, de la sociedad civil… También de los gobiernos locales, que se encuentran en el corazón del dispositivo ya que concentran una gran parte de las inversiones necesarias para el éxito de la transición energética.
En paralelo a la COP21, la ciudad de Paris organizará, del 4 al 7 de diciembre, una cumbre para el clima de gobiernos locales. Bajo la égida de Ciudades y Gobiernos Locales Unidos, más de mil electos locales del mundo entero se reunirán en la alcaldía de París. Tengo entendido que Daniel Martínez, intendente de Montevideo, también estará presente en esta gran cita. Al cierre de dicha cumbre, la alcaldesa de Paris, Anne Hidalgo, presentará una declaración común de los gobiernos locales para el clima a los representantes de los Estados.
Como presidente de la COP21, Francia hace también un llamado a todos los actores no gubernamentales y a sus socios internacionales a trabajar juntos para fijarse ellos mismos objetivos concretos y voluntarios que podrían anunciarse durante la COP21.
La participación de la sociedad civil es un desafío esencial por lo que, de aquí a la COP21, tienen lugar regularmente encuentros con sus representantes.
En cuanto a Francia, nuestro país apoya el marco del paquete energía-clima establecido para 2030 por la Unión Europea y que implica :
-  una disminución de las emisiones de gas con efecto invernadero de al menos 40%, en base a 1990, el año de referencia,
-  un aumento de la parte de las energías renovables, llevándola al 27% de la matriz energética,
-  la reducción de 27% de la intensidad energética
El Gobierno francés ya está trabajando para concretar este desafío climático, en particular a través de la ley sobre la transición energética para un crecimiento verde, adoptada por el Senado el 3 de marzo pasado.
Venimos de países distintos y de horizontes diferentes pero todos deseamos el éxito de la COP21 porque todos somos conscientes de la importancia crucial que significa obtener un acuerdo ambicioso y pragmático.
Un acuerdo vinculante sobre el clima exigirá esfuerzos en nuestros modos de vida, en nuestra manera de consumir y de producir.
Cuando concluya la COP21, deberemos poder mirar de frente a nuestros niños y decirles que hicimos todo lo que estuvo en nuestro poder para legarles este patrimonio irremplazable, que es nuestro planeta.
Para concluir, quisiera citar a Ban Ki Moon, que dijo : “No hay plan B, porque no hay planeta B”
Así como las palabras pronunciadas en Durban en 2002 por el Presidente francés de aquella época, Jacques Chirac : “La casa está en llamas y miramos para el costado”.
Y bien : hoy no podemos seguir mirando para el costado !
Muchas gracias./.

Dernière modification : 21/08/2015

Haut de page